Por:

Fue al médico por su mal aliento y lo que descubrieron te dejará de piedra

Los cálculos o piedras amígdalinas, también conocidos como tonsilolitos, son puntos blancos que se forman en nuestras amígdalas, y que según parece, pueden dejar a nuestras bocas oliendo a un montón de basura dejada en el sol todo el día. Eso es porque las piedras liberan un gas que tiene un olor sulfuroso desagradable.

Las piedras amígdalinas son masas de moco, bacterias y restos de alimentos calcificados, que quedan atrapados en la parte posterior de la garganta. Una vez que eso comienza a endurecerse y a pudrirse, no sólo te hace ser una persona poco atractiva para tener un encuentro romántico, si no que también puede producirte dolor al tragar.

Las piedras a menudo se caen por sí solas, pero algunas personas optan por someterse a tratamiento con láser para eliminarlas o también eligen realizar un procedimiento en el hogar.

Anímate y déjanos un comentario

Tienes que Ingresar para escribir un comentario.